Las mudanzas y su impacto

Las mudanzas suelen dejarnos a todos, rotos incluso a los peques y es causa de estrés para toda la familia, chicos incluídos. Momentos de desorden, de separar lo que se conservará o no y de cambios. Momentos en donde el foco de la atención está puesto en la urgencia del cambio y no tanto en los chicos.



Algunos tips que ayudan a los chicos con la mudanza

  • Hacerlos participar del proceso: visitar la nueva vivienda en más de una oportunidad para dar tiempo a metabolizar la situación.

  • En la medida de lo posible aceptar alguna de sus sugerencias con respecto a la decoración y a las modificaciones para que también los chicos vivan el nuevo lugar como propio.

  • Hacer una pequeña ceremonia de despedida de la casa vieja recordando los momentos familiares vividos.

  • Dejarlos participar del lío del momento (dentro de nuestras posibilidades de soportarlo). A veces recurrimos a abuelas y tías para sacar a los chicos del medio y trabajar más tranquilos. Sin embargo, cuanto más chiquitos son más tienen que ver y estar para constatar la mudanza. Los chicos operan en concreto.

  • Como son momentos de desorden y nervios saber que los chicos tienen sus propias formas de expresar las emociones de tristeza y excitación que aparecen: más llantos, más peleas, desórdenes del sueño.

  • Mudarse es un micro duelo para todos aunque sea para mejor, tenerlo presente.

Todo pasa y cuanto más tiempo y paciencia le dediquemos al proceso (aceptando todas las ayudas posibles) más tranquilos estaremos los padres para transitar el cambio... ¡y eso derrama para abajo!

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo