Tus ideas condicionan tus palabras, tu sentir y tu conducta



Es increíble como la idea o el concepto que vos tengas de tu hijo en tu cabeza condicionará tu manera de sentir, tus palabras y tu conducta hacia él. Esto funciona tanto para los aspectos positivos como para los negativos.


Para lograr cambios en tu hijo empezá modificando tus ideas, tus propias creencias con respecto a su persona. Por ejemplo, si querés que sea responsable (y todavía no lo es) empezá a tratarlo como si ya lo fuese, como si ya hubiese alcanzado aquéllo que deseas, dale responsabilidades, tareas importantes a cumplir… y después contame los cambios que observas.



Puede interesarte el libro El poder de las ideas en la crianza (compralo por Amazon o por Mercado Libre)

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo