¡Ojo! los chicos nos siguen copiando



En estos tiempos donde estamos 24/7 todos juntos todo el día, es fácil que te pesques en inconsistencias con los chicos: un "¡¡no griten!!” dicho a voz en cuello, "¡¡no sean sucios, a bañarse!!" cuando tu pelo lleva el mismo rodete por días, "¡¡no abran la heladera todo el tiempo!!" cuando a vos se te hace re difícil dejar de picotear aquí y allá. "¡¡Dejen el Ipad, a jugar!!"... y vos aferrada al celu mientras levantas las cosas que dejan tiradas. "¡¡Hay una hora para la tele y una hora para la tarea!!"... y a vos misma te cuesta organizar el día, la rutina, tu método se arma y desarma constantemente.


Son inconsistencias que todos cometemos sin darnos cuenta y que llegan al chico como un mensaje difícil de entender y la verdadera intención difícil de imitar. Es aquéllo que recoge el refrán "haz lo que yo digo, no lo que yo hago". El problema es que en estos momentos somos el único modelo adulto a imitar, los únicos modelos disponibles.


Desde los padres es comprensible que esto suceda, el estrés y el cansancio a veces nos vuelven incoherentes.


En los chicos no producen caminos claros a seguir y son fuente de peleas y retos de los cuales, tal vez, a veces no sean absolutamente los únicos responsables.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo