¡Atención a las atribuciones de los chicos!



Estemos atentos a las atribuciones que hacen los chicos:

  • "Me salió mal la cuenta porque la maestra la explicó difícil" puede esconder un "no entendí"

  • "El chichón se le hizo de repente" puede esconder "le pegué y se le hizo el chichón"

  • "A mí no me llaman para el Roblox porque no me gusta" puede esconder "no se hacerme de amigos". Y la lista podría continuar.

Solo si los ayudamos a reconocer sus dificultades, sus conductas y sus falencias, los chicos podrán considerarlas y hacerse cargo de ellas y nosotros ayudarlos a superarlas.


Pongamos el foco ahí, en el hacerse cargo, a pesar de las emociones feas que ello traiga. No caigamos en el error de solo castigar la mentirita o el deseo de zafar de la situación.


Vayamos al grano: Enseñémosles a hacerse cargo de aquéllo que está en juego. Es un gran aprendizaje para la vida.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo