La importancia del sueño



Un chico que no duerme lo suficiente es un chico desconcentrado en la tarea, descontrolado en sus impulsos y emociones -pega, muerde, tira cosas, grita, llora, tiene rabietas de manera más frecuente- es más terco y cabeza dura, más desorganizado, menos tolerante. Toda madre lo sabe, ha pasado alguna vez por ello.


¿La razón? Las Funciones Ejecutivas (destrezas comandadas por el cerebro) para poder ponerle el freno adecuado a todas esas conductas se vulneran con la privación de sueño.


Además, estas funciones no están firmemente establecidas aún porque están madurando.

Entonces, doble problema: poco freno por la inmadurez y debilitadas por la escasez de sueño.


Resultado: chico lloroso y desobediente todo el día, madre alterada, con niveles de estrés en constante aumento = ambiente complicado.


Asegurarle a un chico la cantidad de horas de sueño adecuadas para la edad le conviene y nos conviene.

Apunta a la paz en casa y a la salud emocional de nuestros chicos.



Puede interesarte la Guía #11: Preescolares (de 3 a 5 años) en formato texto y la Guía #12: Escolares (de 6 a 10 años) en formato texto

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo